Tipos de Cloud Computing: *aaS

Existen decenas, si no centenares, de excelentes artículos, presentaciones, documentos e incluso vídeos que explican maravillosamente los tres modelos de servicio cloud computing. Algunos buenos ejemplos son este post  de nubeblog, éste de Daniel Levi, el de Marc Fabregat, o este otro de CloudAve.

Sus diferencias se basan, principalmente, en que servicios de la pila IT -desde ciclos de CPU o almacenamiento en disco hasta las aplicaciones finales- se ofrecen.

Volviendo a la definición del NIST:

“Infrastructure as a Service (IaaS). The capability provided to the consumer is to provision processing, storage, networks, and other fundamental computing resources where the consumer is able to deploy and run arbitrary software…”

Traducción (simplificándolo mucho): el IaaS proporciona recursos hardware sobre los que poder instalar y ejecutar cualquier software base y aplicativos.

“Software as a Service (SaaS). The capability provided to the consumer is to use the provider’s applications running on a cloud infrastructure. The applications are accessible from various client devices through a thin client interface such as a web browser (e.g., web-based email)…”

En el SaaS, disponemos de la capacidad de uso de aplicaciones pagando por su consumo, sin necesidad de adquirirlas. Los casos típicos son el correo electrónico, la ofimática, o el CRM.

“Platform as a Service (PaaS). The capability provided to the consumer is to deploy onto the cloud infrastructure consumer-created or acquired applications created using programming languages and tools supported by the provider…”

En este tercer modelo, lo que obtenemos es la capacidad de computación más la infraestructura de software básica para poder desarrollar nuestros propios sistemas de información. Es el caso de GAE (Google Application Engine), o el servicio de Amazon Simple DB.

Dado que la diferenciación en el ámbito del IaaS es cada vez más difícil, que el SaaS está normalmente limitado a aplicaciones no nucleares (core) y que la mayor parte del parque de aplicaciones de las empresas son desarrollos a medida, personalizaciones muy particulares de software empaquetado, o aplicaciones situacionales, mi interés se centra en el PaaS.

Hay una gran e interesante oferta de productos y plataformas que permiten el desarrollo de aplicaciones a medida sin la complejidad que supone instalar y administrar la infraestructura plataforma base, acelerando considerablemente el proceso de construcción. Soluciones como Force.com, o Longjump, son claros ejemplos.