Sácale más partido a tu WiFi

Tras mucho tiempo esperando tener la fibra óptica en casa, finalmente los operarios de la compañía de telecomunicaciones consiguieron llevarla hasta el interior de mi vivienda y dejar la ONT instalada, y el router WiFi -muy malo, por cierto- configurado y funcionando.

Obviamente, no obtenía ni una pequeña parte de los 300Mbps que me ofrecía la compañía. Así que tuve que dedicar tiempo en buscar, leer artículos, seleccionar productos, hasta que conseguí exprimir al máximo lo que la FTTH -Fiber to the home- me podía dar.

Aquí van algunos de los trucos que utilicé:

Usar cable donde sea posible: Por ejemplo, la NAS en la que almaceno todos los datos que usamos mi familia y yo, está conectada directamente al router por un cable ethernet. Suele venir bien comprar cables de 25 centímetros, para evitar el efecto “ovillo” de cables que se genera alrededor del router.

No comprar un router caro: Tras comprar el router que me recomendaron en la tienda, de los caros, de esos con muchas antenas, tuve que devolverlo a las pocas horas. A 3 metros de distancia la velocidad de transmisión era fantástica, pero se perdía con la distancia al mismo ritmo que con el router barato que me puso la compañía.

Al final opté por un router algo peor, con 802.11ac, con menos potencia pero con funcionalidades que me resultaban interesantes. Elijas el que elijas, casi seguro que es mejor que el que te ponen por defecto.

Extender con PLC: Las paredes son un problema para la señal WiFi, y esto empeora si utilizas WiFi de 5Ghz (estándar 802.11ac). Así que en lugar de tratar de aumentar la potencia de la señal, es preferible llevarla por PLC. En mi caso me decanté por unos dispositivos de TP-Link, sin repetidor WiFi, con tres bocas ethernet, que llegan a alcanzar los 800Mbps. A estos dispositivos es preferible conectar la TV, o los ordenadores fijos que más ancho de banda consumen.

Repetidores WiFi: Como la señal del router no llegaba bien a todos los recovecos de mi casa, puse un sólo repetidor WiFi+PLC en en lugar más central posible, para que todos los dispositivos que no se conectaban por cable, pudieran tener la mayor cercanía posible. También es de TP-Link, dado que era compatible con los otros PLCs que puse.

Colocar bien el router: Preferiblemente en lugares abiertos y en el centro de la vivienda. Lamentablemente eso no fue posible en mi caso, ya que la ONT la colocaron directamente donde salía el cable de fibra que tanto nos costó meter en casa. Es importante también colocar las antenas, en diferentes planos y con distintas inclinaciones.

Configurar bien el router: Con tanta WiFi, a veces acabas compartiendo canal con alguno de tus vecinos. Usar herramientas para determinar el canal menos usado o, mejor aún, con un router que sea capaz de buscarlo y configurarse por si mismo, nos podemos ahorrar conflictos y disminución del ancho de banda disponible.

¿Que trucos has utilizado tú?

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web