Comprar por la cara

Google está experimentando con un nuevo sistema de pagos, con el que no necesitaremos sacar el móvil del bolsillo. El procedimiento consiste en indicar que queremos pagar con Google, y dar nuestras iniciales a la persona que va a cobrar la transacción. Una combinación de conexión vía Bluetooth LE y el aspecto que tiene la persona y el cobrador puede comprobar, el pago se realizaría sin necesidad de mostrar una tarjeta o el móvil.

Este sistema está disponible sólo en algunas tiendas del área de San Francisco, con la intención de ver como reaccionan tanto los usuarios como los comercios.

Al igual que las llaves inteligentes de coche, que permiten abrirlo y conducirlo sin sacarla del bolsillo: ¿será este el modo preferido para pagar por los consumidores, por su rapidez y comodidad? ¿qué nuevos posibles problemas de seguridad o fraude surgirán de este modo de pago?

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web